martes, 12 de diciembre de 2017

LO JUSTO E INJUSTO

Buenos días amigos. Estamos viviendo una época en que mucho se habla de lo justo e injusto, y para ser "Justos" debemos saber en forma sencilla ambos conceptos, que tienen que ver con nuestros actos del día a día:
"Justo" es un adjetivo que empleamos para nombrar todo lo que resulta conforme a la justicia, normas sociales y reglamentos, lo "Justo" por lo tanto, es ecuánime, equitativo, imparcial, sobrio, razonable.
"Injusto", es la falta de justicia o ausencia de la misma, sea esta basada en un sujeto o un determinado grupo social, con referencia a un acto o situación determinado, la misma que puede ser considerada en base a las normas, leyes y reglas de los sistemas jurídicos en los distintos países.  

En realidad, son conceptos muy fáciles de entender a todo nivel, inclusive en una comunidad de nivel cultural precario tal vez no sepan estos conceptos como tales, pero lo aplican en la práctica y en la convivencia.
Con sincero afecto les dejo algunas reflexiones sobre ambos conceptos:

1.- Justo es que formes bien a tus hijos/as, ya que sería injusto que los orientes a una vida infeliz y sin trascendencia.

2.- Justo es que leamos una hora diaria para incrementar nuestros conocimientos, ya que es injusto que pasen los días sin cultivarte como persona.

3.- Justo es que cumplamos con los compromisos que hemos adquirido, de toda índole, es injusto que no culmines los mismos o no des la cara para solucionarlos.

4.- Justo es que sepamos y cumplamos las normas y leyes que la sociedad nos brinda para una buena convivencia, exigir que se cumplan las mismas para todos por igual, ya que es injusto observar que las mismas se aplican en forma diferenciada en base a favoritismos o influencias.

5.-  Justo es que acompañes a tus padres en su vejez, ya que ellos te obsequiaron lo mejor de sus años y fuerzas, lo hicieron con amor incondicional, es injusto ver padres en el horizonte de la vida solos y hasta abandonados, por hijos que no les interesa el amor fraternal.

6.-  Justo es que expresemos nuestra opinión de los demás sin denigrarlos e insultarlos, informándonos previamente para no cometer graves errores, ya que es injusto que nuestros juicios de valor u opiniones, vayan cargados de ofensas hacia los demás.

7.-  Justo es que cuidemos nuestra salud y no cometamos excesos, ya que sería injusto preocupar a nuestros seres queridos por no ser responsables del cuidado de nuestro cuerpo y espíritu.

8.-  Justo es no herir los sentimientos de nuestro prójimo, es lo más sagrado que llevan consigo, es injusto hacer sufrir a los demás por nuestro egoísmo o forma de actuar.

9.-  Justo es saludar y tratar a todos por igual, desde el más opulento hasta el más humilde, es injusto el proceder en nuestras acciones alejados de la cortesía y buen trato que es para todos sin distinción.

10.- Justo es cuidar la naturaleza, regar un jardín, plantar un árbol, crecer intelectualmente y así justificar nuestra existencia, seríamos injustos con nosotros mismos si pasamos por esta vida sin vivirla en forma ecuánime y apasionada en el amor. 

Podría seguir escribiendo sobre lo justo e injusto, pero es justo que los invite a reflexionar sobre estas palabras, ya que sería injusto no gozar de sus opiniones y sabiduría.

Es justo desearles que el inmenso Amor de Dios los bendiga por siempre.  

Fraternalmente,

Marco Antonio Malca Delgado
Martes 12 de diciembre del 2017
07:20 am   








.


jueves, 7 de diciembre de 2017

DIGNIDAD DEL DOCENTE

Estimados Mariana y Hugo buenos días.
El motivo de estas líneas es para agradecerles por la publicación de sus e-mails, en el cual dialogan sobre el imprescindible desafío de mejorar la educación en nuestro querido Perú.

Empecé a enseñar a los veinte años de edad, y actualmente, con 51 años de edad, tengo 30 años de viaje apasionado en nuestro hermoso mundo del aula y la gestión en las cuales, sigo aprendiendo de los momentos de fracaso y éxito, de errores y aciertos, y coincido con ustedes: "EL MAESTRO ANTE TODO", y para ello debemos fomentar cambios radicales a fin de tener líderes en las aulas que generen más líderes éticos y competentes, que nos "hagan soñar" con seguir la carrera docente para asegurar el futuro social y cultural de nuestra nación.

Paola, una alumna talentosa y competente, que el presente año culmina la etapa escolar, me expresó que sus padres le habían dicho que si ella elegía ser maestra no la iban a ayudar ya que en "esa carrera" se moriría de hambre.

Esa fue su respuesta cuando le expresé que ella podía llegar a ser una gran maestra... una pena.

Actualmente todos hablan sobre educación, todos son conocedores del tema pedagógico, pero ¿Será así en realidad?

En los últimos 8 años vengo realizando gestión de Dirección, y soy consciente de que cada día debo prepararme más para ser un profesional de la educación más competente, y que inspire en mi entorno esa vocación en otras personas, es una labor difícil en un país que aunque va mejorando, mantiene al margen tan trascendente profesión.

Leo el diario "Gestión" y los empresarios salen en primera fila hablando de educación, de la excelencia académica y demás, pero ninguno expresa lo mal pagado que están los docentes: ¿Cuánto debe ganar una persona que asegura el futuro cultural y formativo de una nación?... y así el tema lo discuten CADE tras CADE... y todos los años todo sigue igual.

Como Director, la primera escuela que gestioné era una que no había puesto a sus docentes en planilla, y no les pagaban gratificación ni beneficios sociales, luego estuve como Director de una sede de los colegios que se hacen llamar "Innovadores", en el cual tuve como líder a un patán que me despidió porque "Su colegio estaba sucio", sin valorar mi feedback profesional en el cual tenía más del 90% de aprobación, pero la cuerda siempre se rompe por el lado más débil, incluso no me pagó mis beneficios completos, avalado por su gerente de GDH.

Si los docentes no son formados con altas competencias, habilidades y autoestima, la historia seguirá y la sociedad mirará a los maestros como "Pobrecitos", y no lo somos, pero si observo que muchos se consideran así.

En lo personal, y como profesional de la educación, me siento comprometido con mi patria en formar mejores seres humanos, en crear estrategias que hagan crecer a mis similares, que los hagan pensar, y también soy portador de la convicción que nadie hará escarnio de mi persona, menos seudo líderes o empresarios "preocupados" por la educación del país, y que ganan fortunas con los pulmones de los docentes.

Ser Educador es lo que más amo junto a mi familia, me comprometo a construir junto a Ustedes un Perú mas culto, más preparado, más ético, más educado.
Dios bendiga nuestro apostolado.

Con sincero aprecio,

Marco Antonio Malca Delgado
Viernes, 08 de diciembre del 2017.
02:19 am

jueves, 30 de noviembre de 2017

EL HERMANO QUE TODOS ANHELAN TENER

Buenos días amigos, hoy deseo contarles una historia de la vida real, la misma que fue narrada por un gran amigo muy cercano, y que el centro de la misma fue su querido hermano menor, el cuarto de siete hermanos, tal como lo manifestó.

Recordaba mi amigo que su hermano desde niño era muy noble e "inocentón", dada su ingenuidad, y que era feliz "a su manera", por ejemplo mirando hacia atrás cuando paseaban junto a sus hermanos en el auto de su querido papá, o cuando sus hermanos le hacían bromas y el no les respondía, y sí lo hacía era para hacerlo con tranquilidad y sencillez.

Mientras dialogaba observaba que los ojos de mi buen amigo  brillaban de alegría y se interiorizaban en el ayer, y automáticamente recordó que iban juntos a la escuela primaria, y que a la hora de salida retornaban a su hogar caminando junto a sus amigos Reyes y el "Negro" Alpaca, recordando los años maravillosos de la niñez, cuando solo había que estudiar y jugar...¡Ah! y ayudar en la casa, ya que me dijo que tenían una madre de aquellas que hoy casi no hay, de aquellas que sí eran autoridad y que los hijos respetaban y seguían sus consejos.

Y seguía con su relato, expresando que cuando llegaba la navidad de Jesús, el, junto a su querido hermano cantaban villancicos que los transportaba a un mundo de amor y paz, y que el favorito de su hermano era uno en especial, uno que decía "Manolito, manolito el del espíritu santo..."... y nuevamente los ojos de mi amigo brillaban de alegría, admiración y nostalgia.

Pasaron los años, culminó la niñez, y llegó la pubertad y adolescencia, trayendo consigo angustias económicas en su hogar, pero que con el esfuerzo de sus padres lograron superar luego de varios años, y en ese periodo estudió con altos y bajos, ayudo a su mamá en el hogar, practicó deportes junto a sus hermanos y "la mancha" de su nuevo barrio de San Miguel, y a pesar que ya no era un niño, su hermano, el que todos anhelan tener, siguió conservando su inocencia y buen corazón, y aunque hizo unas palomilladas "Increíbles" como cambiarse las notas de la libreta de calificaciones, mantuvo intacto su buena disposición y obediencia hacia sus padres, y vínculos de afecto con su nutrido número de hermanos y una hermana.

Le dije a mi amigo que se apure, que ya no tenía mucho tiempo para escuchar la historia de su hermano menor, que era una historia como la de cualquier hermano que recuerda las vivencias que pasaron juntos compañeros de sangre y cultura familiar.

Para culminar, expresó mi amigo, su hermano siempre ayudó en el hogar desde que trabajó, es decir, desde muy joven, incluso apoyó a sus hermanos y hermana en momentos difíciles, y como hasta hoy, brinda siempre lo mejor de sí hacia su familia y entorno, y que a la fecha se ha convertido en el "Ángel custodio" de sus padres, cuidando de ellos en forma integral, y que aprendió a cocinar para que su papá y mamá ingieran alimentos hechos en casa, el mejor lugar para disfrutar de su familia e inmenso amor fraternal.

Me despedí de mi amigo, quién no tuvo reparos para seguir expresando tantos recuerdos, que tuvo como centro el hablar de su hermano número cuatro, de lo bueno que es, de su honradez y espíritu de lucha, de su bondad como miembro de la familia, de las bromas que se hacen con sus sobrinos, del buen hijo y amigo leal... tal como él expresó: "El hermano que todos anhelan tener".

Bueno amigos lectores, los dejo, pero antes deseo expresarles el nombre de mi cercano y buen amigo, el se llama Marco Antonio... ese soy yo... contándoles la historia de un gran hombre, quién es el hermano que todos anhelan tener y que mañana primero de diciembre cumplirá cincuenta años de vida: Gracias mi querido hermano Jorge de mi corazón, bueno, noble, digno y honesto.
Jorge es mi hermano entrañable... "El hermano que todos anhelan tener".

Los dejo convencido que en muchas familias todavía tendrán algún hermano como él, principalmente porque Dios lo envió al mundo con el don de la bondad, esa que hace que sea el más responsable ángel guardián de sus padres, hermanos y familia.

Dios los bendiga por siempre.

Marco Antonio Malca Delgado
Jueves 30 de noviembre del 2017.
10:40 am

     

 
     

miércoles, 29 de noviembre de 2017

LA ESCUELA QUE NO ES ESCUELA

Hola queridos amigos. Todos, sin distinción alguna cometemos errores, nos equivocamos con frecuencia, sencillamente porque somos humanos, pero también, es nuestro deber y compromiso el enmendar nuestros tropiezos.

En el ámbito educativo tenemos variadas ofertas educativas, desde las gratuitas que ofrecen las escuelas públicas y que en algunos países son de mala calidad por diferentes factores, hasta las privadas o "Colegios particulares", donde se paga por el servicio educativo mensualmente, habiendo ofertas para todo nivel socio económico.

Me pondré en los "Zapatos" de un padre de familia que está buscando un "Buen colegio" para su hijo/a, no importa  que sea estatal o particular, y le daré algunos alcances para detectar que el lugar que esta buscando no es el adecuado para confiar el futuro cultural y ético que anhela para ellos.

La escuela que no es escuela tiene las siguientes características:

1.- Ve al padre de familia que lo visita como un "Elemento de explotación lucrativa", es decir, buscará ganar dinero sin conocer muchas veces su propia propuesta educativa.

2.- Ofrece computadoras de última generación y redes sociales como metodología educativa, incluso ofrecen una incluida en la matrícula, como si fuera la máquina que formará seres superiores.

3.-  Realizan planes agresivos de marketing, publicando ingresantes a la universidades, como si el objetivo final de la educación inicial, primaria y secundaria sea este.

4.- Les aseguran "Marcar" a sus alumnos, llamándolos por teléfono en las tardes y noches, incluyendo fines de semana, para verificar que "Estudien" y cumplan sus tareas.

5.- Es atendido por un "pull" de secretarias al ingreso, sin ver la imagen de un educador o especialista que oriente al padre/madre de familia en la formación que anhela para sus hijos.

6.-  No cuenta con señalizaciones preventivas, de tránsito y defensa civil, ni extintores visibles.

7.- Negará al padre de familia el ingreso a las aulas para observar donde estudiaran lo más preciado de su vida.

8.-  Permitirá que sus alumnos se vistan y presenten como sea, ojo no estoy expresando que usen uniforme, sino que no luzcan como niños o jóvenes que se educan para ser mejores cada día, como aquellas escuelas donde los/las alumnas caminan mostrando la ropa interior a vista y paciencia de sus maestros y personal.

9.-  Ofrece un proyecto educativo y curricular que no cumple, y que su personal no conoce por completo, incluyendo los mismos promotores y jerárquicos.

10.- Magnificará la infraestructura, muebles y enseres, insumos tecnológicos antes que a las personas.
y así... podría seguir apoyando en como reconocer que la escuela que visitaste no reúne los requisitos para calificar como tal.        

Asimismo, puedo agregar que cuando visites un centro educativo debes observar que precisamente, las personas que te atiendan sean "Educadas", de no ser así, la formación e instrucción de los niños y jóvenes está en completo riesgo.

El factor más importante por el que una escuela califique como tal será la acogida y buena educación que observes desde que pisas la misma, agregado a un eminente conocimiento de su propuesta pedagógica y filosofía educativa institucional.

Ten paciencia y asesórate antes de matricular a tus hijos en el lugar más trascendente y que marcará para siempre los primeros pasos culturales de ellos, los más amados de la familia.

Dios los bendiga por siempre.

Marco Antonio Malca Delgado
Miércoles 29 de noviembre del 2017
18:19 pm     


martes, 28 de noviembre de 2017

SOY PERFECTO PORQUE...

Muy sencillo, perfecto/a, es el/la persona que no tiene errores, defectos o falencias: se trata, por lo tanto, de alguien que alcanzó el máximo nivel posible en lo personal, ético, profesional y espiritual.

Hoy más que antes vemos por doquier que los seres humanos, nosotros, los de carne y hueso buscamos la perfección, sobre todo en lo físico, dejando de lado lo más importante y esencial que es lo interior.

Deseo proponer un ejercicio muy sencillo y hermoso, que nos hará reflexionar de manera fácil y nos orientará hacia la "Verdadera Perfección", les envío algunos ejemplos:

SOY PERFECTO PORQUE...

1. Hago el bien a todos los que me conocen y a mis semejantes.
2. Digo la verdad por sobre todo, así me cueste lágrimas y dolor.
3. Cumplo con mis deberes con vocación y perseverancia.
4. Asisto a mis padres en su vejez con mucho amor y respeto.
5. Me comprometo en mis acciones y actividades, compartiendo lo mejor de mi.
6. No intoxico mi cuerpo con insumos o alimentos que me hacen daño.
7. Practico un deporte en forma cotidiana, renovando mi estado de ánimo.
8. Soy solidario y doy lo mejor en todo aspecto... no lo que me sobra o no sirve.
9. Me alegro y celebro el éxito de mis familiares, amistades y entorno,
10. Sirvo a mi prójimo en un voluntariado de proyección social.
11. Mientras más sé más sencillo soy, compartiendo mis conocimientos.
12. Leo libros que me hacen crecer y pongo en práctica sus enseñanzas.
13. Río a carcajadas con muchas ganas cuando hay que hacerlo. 
14. Canto una hermosa canción de amor creada por mí.
15. Cuido las plantas, mar, ríos, montañas y lagos, dejándolos mejor de lo que los encontré.
16. Disfruto al máximo cada edad y momento de mi vida, justificando mi existencia.
17. Abrazo a un indigente y le digo que es mi hermano... y lo ayudo.
18. Agradezco a Dios por el nuevo día que en su inmenso amor me regala, y que se lo dedico con todo mi amor.
19. Siempre veo el lado bueno de mis padres, hermanos, familia y amigos, olvidando sus defectos.
20. Acompaño en los momentos difíciles a todo el que necesite de mi.

Qué les pareció amigos: ¿Les gusto?  ¿Les parece fácil de cumplir? ¿Difícil?...
La verdad que si... no es fácil, nadie dijo que lo fuera, pero con mucha fuerza de voluntad y determinación tal vez lo podamos lograr... y estaremos en una clara ruta hacia la perfección... esa perfección que consiste en enamorarse sanamente del inmenso regalo que tenemos en el día a día, al compartir y aprender de la gracia, alegría y talento de todos los que nos rodean.

Seguiré incrementando mi lista de "Soy perfecto porque..." hasta que desaparezcan mis defectos y el de los demás... ¿Ilusión?  ¿Utopía? ¿Locura?... tal vez... pero por favor, permítanme soñar con este hermoso mundo... que sé algún día llegará... y ese día si podremos afirmar que logramos el tan ansiado paraíso terrenal.

Dios los bendiga por siempre.

Marco Antonio Malca Delgado
Martes, 28 de noviembre del 2017
11:15 am
   

lunes, 27 de noviembre de 2017

EDUCACIÓN Y FORMALIDAD

Podemos definir la palabra "Educación" desde varias perspectivas, por ejemplo, como la transmisión de conocimientos a una persona o grupo de personas con la finalidad de contribuir en su desarrollo integral y adquiera una determinada formación, o también como la formación destinada a desarrollar la capacidad intelectual, moral y afectiva de las personas de acuerdo con su nivel y entorno socio cultural y sus normas de convivencia.

La escuela también se ocupa de la educación en valores, que tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y sus principios, colaborando con la formación que los padres iniciaron como primeros educadores de sus hijos.

Paso a expresar ahora un concepto sencillo de la palabra "Formalidad"

Es un conjunto de normas y reglas que la sociedad nos brinda para cumplirlas y llevarlas a cabo, así como para realizar diferentes acciones de índole social y legal, con seriedad y compostura de acuerdo a la situación.

Si relacionamos las dos palabras: Educación + Formalidad, el resultado será "Educación Formal", y es obvio, que de un tiempo a esta parte, en muchos países o sistemas educativos, la educación que viene del hogar e inclusive las normas sociales han dejado de ser formales en muchos aspectos.

Hace años, muchos años, las personas de diferentes edades, culturas y crianza eran formales, y basaban la misma de acuerdo a la situación que se presentaba o debían afrontar.

Recuerdo las fiestas de quince años en mi adolescencia, cuando debía ir con terno a la ceremonia, la corbata bien puesta, no como si fuera una cuerda floja como se usa hoy, y que inclusive se ven jóvenes que van con zapatillas y saco... tal vez los más radicales o "Actualizados" en las nuevas tendencias me expresen que eso "Ya pasó", que soy un anticuado... pero: ¿Ya no debemos ser formales? ¿Ya no debemos acudir a diversas reuniones de acuerdo a la jerarquía e importancia de las mismas? ¿Ya no debemos reflexionar en la forma como debemos vestirnos y comportarnos en base al compromiso que acudimos o adquirimos?  

Definitivamente que la formalidad de los casos forma parte de nuestras reglas de convivencia y sana existencia, sino, no tendríamos grandes referentes de educación y formalidad a todo nivel.

"No solo hay que serlo sino parecerlo", expresa un dicho, imagínense a un profesional de la educación ingresando a un aula con buzo (Salvo los maestros de educación física), si lo analizamos de manera sencilla podríamos asegurar que "El hábito no hace al monje", pero definitivamente si a la sapiencia y jerarquía de un docente se agrega la debida formalidad en su vestir, será un ejemplo integral a seguir y los educandos interiorizarán que todo en la vida tiene su momento, forma y lugar.

Los tiempos han cambiado... antes cuando los amigos se saludaban se decían "Buenos días" o "Buenas tardes"... ahora solo los "Tontos" saludan así, ya que ahora sencillamente este valor de cortesía que es el saludo se va extinguiendo lamentablemente,  y si observamos a los jóvenes escolares como se saludan en la actualidad escucharemos, al menos en el Perú los siguientes saludos:  
"¡Habla barrio!", "¿Oe y?", "¡Que hubo causa!", "¡Hola basuuura! , etc.

Tal vez algunos padres, educadores o ciudadanos de diverso nivel social y cultural me dirá que no exagere, ya que aún existe la formalidad propia de gente altamente educada... en lo personal no comparto tal aseveración, la educación y la formalidad se van perdiendo a pasos agigantados.

Finalmente, dejo un mensaje alentador a mis colegas, padres de familia, niñez y juventud:

"Por favor no dejemos nuestra buena educación y formalidad en nuestros actos, es la base angular para seguir asegurando generaciones altamente educadas, con valores y principios morales, que transformará a la humanidad y la alejará de la vulgaridad y la ignorancia".

Dios los bendiga por siempre.

Marco Antonio Malca Delgado
Lunes, 27 de noviembre del 2017
07:53 pm     

 



 


viernes, 24 de noviembre de 2017

¿ARMAS EN LA ESCUELA?

Desde la creación de la humanidad, el hombre tuvo que descubrir su mundo y entorno, alimentarse como sea, defenderse para sobrevivir, caminar, oler, mirar, escuchar, gritar, llorar, reír, matar, descubrir, golpear, y muchas acciones más que lo han hecho evolucionar hasta nuestros días, de primeros 20 años del siglo XXI.

Hubo algo que no cambió hasta nuestros  días en el mundo entero, y es la violencia del ser humano, las grescas, pleitos, indisposiciones al prójimo, crímenes, deportes violentos como el boxeo, o el vale todo, guerras entre países o a nivel mundial, creación de armas sofisticadas para destruir a la humanidad, etc.

En mi patria, el Perú, es inusual que los estudiantes lleven armas al colegio, y aunque una liga y un papel doblado es un arma "Inofensiva", he sido testigo de los daños que han causado, formando hematomas en rostros de niños o jóvenes... ¿Podría ser considerada un arma blanca propios de niños?... y cuando los alumnos llevan a la escuela un filudo cortaplumas o una hoja de afeitar, o tal vez un bisturí para realizar experimentos en el laboratorio de ciencias: ¿Qué sucedería se se arma una gresca entre estudiantes y usan estos utensilios para hacer daño y tal vez causar lesiones de por vida al prójimo?

Para un niño o un adolescente de ayer y hoy tener un arma siempre fue un signo de poder y de generar un "Falso respeto" del entorno hacia el/ella, y ese ejemplo se aprende de los adultos, sino observemos a través de los años cuando "Países desarrollados" realizan pruebas nucleares, ocasionando el miedo y temor de muchos países, como hasta hoy, por ejemplo cuando Estados Unidos y Corea del Norte se amenazan mutuamente con destrozarse usando armas nucleares, causando el temor y terror de toda la humanidad.

Ahora, después de estos ejemplos, retorno a la escuela inicial, primaria y secundaria, el mejor lugar para formarse que todo niño o joven haya experimentado, el centro de oportunidades para ser mejores personas, y aspirar a un proyecto de vida pacífico, trascendente y exitoso, el mejor lugar para apoyar a la familia a reforzar los valores que traen los educandos de sus hogares, y esos mismos templos del saber, atravesando en estos tiempos serios problemas de violencia entre los estudiantes, debido principalmente a la falta de educación, respeto, amor y disciplina que los padres deben inculcar e influir positivamente en sus menores hijos.

Pues ahora llevar armas a la escuela ya no es sólo un grave problema de países altamente desarrollados, ya está sucediendo en países como el Perú, donde a pesar de muchos problemas culturales y sociales, la crianza y control sobre las acciones de los hijos era y es fundamental.

El día de ayer 23 de noviembre un adolescente fue detectado a tiempo por el docente auxiliar de educación portando un arma de fuego, un revolver calibre 38 y 40 cartuchos de balas "De verdad", de esas que matan, que causan desgracias y lágrimas en tantas familias.

La "culpa" o responsabilidad de lo que pasa en el mundo en cuánto a la violencia y portabilidad de armas en niños y adolescentes no es del colegio, es en primer lugar de la familia, es decir de los padres como primeros educadores de sus hijos, más aún si algún miembro de la familia está autorizado a portar un arma de fuego, esta debe ser guardada en un lugar seguro y lejos, muy lejos del alcance de los niños.

Cuando era niño, hace 40 años aproximadamente, recuerdo que le pedía su revolver a un familiar que era de la policía, y el me lo entregaba sin balas, yo me ponía el arma en la cintura o "amenazaba" "a manera de juego" que iba a matar o hacer daño a mis familiares... ahora lo recuerdo como un grave error que cometió mi familiar, sé que lo hizo sin reparar en ello, pero a todo niño o joven que le entregues o le brindes la facilidad de ubicar un arma sea cual fuere, este sera usado como signo de poder ante los demás... imagínense que se escape un tiro de casualidad como ya ha sucedido, o un alumno con desviaciones mentales lleve un arma y ocasione una matanza terrible en la escuela, como ya ha acontecido en muchos países... ¿Qué está pasando en el mundo?... ¿Por qué tanta violencia y que esta sea transmitida tal vez sin querer en los menores? ¿Que esperan los países para frenar esta ola de violencia exigiendo a los padres mayor control sobre las acciones y pertenencias que llevan al colegio?

Muchos países de "Avanzada" ya han solucionado este problema, instalando detectores de metales en la puerta de ingreso a la escuela... que pena...gran fracaso del sistema educativo... cuando la puerta del templo del saber debería estar con flores multicolores y letreros con arengas de un mundo de paz y fraternidad.

Es tan sólo una reflexión... de seguir esta situación el mundo perderá a las escuelas como bastiones de paz, unión y fraternidad entre los niños y jóvenes del mundo.

Dios los bendice siempre.

Marco Antonio Malca Delgado
Viernes 24 de noviembre del 2017
05:49 am